Las 3 formas de vender una obra de arte más utilizadas

Formas de vender una obra
Como hemos comentado anteriormente en anteriores artículos, vender obras de arte puede ser una actividad muy gratificante y rentable para un coleccionista. Al vender sus piezas, el coleccionista puede obtener beneficios económicos, liberar espacio para nuevas adquisiciones, contribuir al desarrollo cultural y compartir su pasión con otros aficionados. Además, vender obras de arte puede ayudar al coleccionista a diversificar su patrimonio, evitar el deterioro de las piezas y mantenerse al día con las tendencias del mercado. Por estas razones, vender obras de arte es una opción inteligente y conveniente para un coleccionista.

En este artículo descubrirás

Por eso mismo y por muchas otras razones, es aconsejable ir desprendiéndose de obras de tu colección para hacer paso a otras nuevas y viceversa. Pero a la hora de vender una obra de arte hay diferentes vías de venta que hay que saber reconocer para poder tomar la decisión correcta. Por eso mismo, te traemos una recopilación de cómo vender esas obras de arte que por cualquier circunstancia, ya no tiene cabida en tu colección. 

Después de haber tomado la decisión definitiva de vender una obra (anterior artículo del blog que puedes consultar si tienes dudas sobre qué obras vender), toca buscar dónde venderlas. En resumen podríamos decir que existen 3 vías: las casas de subastas, las galerías de arte, y las plataformas de arte

Galerías de arte

Las galerías de arte son una forma antigua de comprar y vender arte, que no se ha adaptado a los tiempos actuales. Muchas veces, entrar en ellas produce intimidación, ya que no son espacios acogedores ni abiertos.

La mayoría de ellas carecen de una plataforma digital y de un equipo de desarrollo tecnológico que les permita llegar a clientes de todo el mundo. No tienen una estrategia clara para atraer a compradores potenciales. Sus clientes suelen ser locales, lo que reduce las posibilidades de venta.

Otro aspecto importante es el criterio que usan para valorar las obras. A menudo lo hacen sin un rigor que justifique los precios, lo que significa que el valor de tu obra dependerá de la opinión de una persona y no de criterios objetivos y fundamentados.

Su ventaja es que cuentan con un espacio físico donde los clientes pueden ver la obra y decidirse a comprarla. Algunas tienen muchos años de experiencia y prestigio.

La relación con la galería beneficia de manera potencial al artista, ya que le da visibilidad a su obra y estabilidad en el mercado del arte. 

Casas de subastas

En cambio, en las casas de subastas las cosas funcionan de manera distinta. Este sistema está disponible en las grandes ciudades y tiene una larga tradición, aunque su funcionamiento es muy diferente al de las galerías. Este sistema valora la obra tanto al alza como a la baja, basándose en criterios históricos de venta de obras similares.

La obra se subasta con una valoración mínima y se propone un precio de venta óptimo, pero nadie puede garantizar que los interesados ofrezcan lo suficiente para alcanzar o superar ese valor. Esto siempre es un riesgo y hay que ser muy consciente de ello.

Hay dos tipos de casas de subastas para vender obras de arte: las digitales y las físicas. Las físicas son las más tradicionales, su ventaja es que transmiten confianza y que los interesados pueden ver la obra en persona. Su desventaja es que tienen una cartera limitada de clientes locales. Las casas de subastas digitales llevan algunos años en el mercado. Aunque la idea de vender obras de arte por este medio puede parecer muy atractiva, lo cierto es que los interesados no pueden apreciar la obra en directo y eso ha generado cierta desconfianza.

La ventaja de vender a través de una casa de subastas es que si tienes suerte y en la puja hay personas con alto poder adquisitivo interesadas en tu obra, el precio de la misma puede superar el precio esperado. Sin embargo, te recordamos que existe la posibilidad de que sea lo contrario.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que una casa de subastas no dará información a los posibles compradores que estén interesados ni los atenderá personalmente porque no es la naturaleza de su negocio. Aunque ellos incluirán tu obra en el lote de la subasta, no darán asesoría de compra o de inversión y por lo tanto no pondrán en valor tus obras de arte.

Plataformas de arte

Por último, las plataformas de arte son las últimas en hacerse presentes en la compra-venta de obras de arte. Las plataformas de arte no son simples galerías con página web, sino que ofrecen mucho más. Cuentan con un equipo de desarrollo tecnológico que utiliza algoritmos en la web para captar clientes de todo el mundo. Así, aunque tengan una sede física en una ciudad, su capacidad de alcance supera sus límites geográficos y lo hacen de una forma inteligente.

Dentro de estas, cuentan normalmente con departamentos específicos para cada tipo de situación que te puedas encontrar en una compra-venta de una obra de arte; empiezan asegurándose de que el precio que vas a pagar por una obra de arte va de acuerdo al renombre del autor y de su obra, además de segmentar a los clientes potenciales para ubicar de forma correcta al comprador en lo que busca. 
Después de haber visto las tres opciones que existen para vender ese cuadro que tenías en mente: ¿con cuál te quedas?

El arte de la Semana Santa: Un tesoro cultural en manos de coleccionistas
Coleccionismo

El arte de la Semana Santa: Un tesoro cultural en manos de coleccionistas

La Semana Santa en España es una celebración religiosa y cultural única que se distingue por su fervor popular y su rica expresión artística. Esta tradición, que se remonta a siglos atrás, ha dado lugar a una amplia variedad de manifestaciones artísticas, desde esculturas y pinturas hasta bordados y orfebrería. El coleccionismo de estas piezas ha cobrado gran importancia en los últimos años, convirtiéndose en un campo apasionante que combina la devoción religiosa con la inversión cultural.

Leer más
errores de coleccionistas
Coleccionismo

Errores comunes al coleccionar arte: Guía para principiantes

El coleccionismo de arte puede ser una aventura apasionante y gratificante. Sin embargo, como en cualquier otra actividad, existen errores que pueden afectar tu experiencia y el éxito de tu colección. Si estás iniciando en este fascinante mundo, es importante conocer los errores más comunes para evitarlos y construir una colección sólida y satisfactoria.

Leer más
Scroll al inicio
preloader